El desborde del río Rímac también afectó la zona de Carapongo, ubicada en Huachipa, pero dentro de la jurisdicción de Lurigancho-Chosica. Luego de que el Rímac arrasara con gran cantidad de viviendas, cientos las familias tuvieron que pasar las noches a la intemperie y, con suerte, en una de las carpas asignadas por las autoridades.
 
Este sábado, un nuevo desborde se registró en las zonas de Huachipa y Carapongo, y afectó desde muy temprano a decenas de viviendas. Al igual que ayer, inundó calles y avenidas, lo que impide el tránsito vehicular y peatonal.