Las intensas lluvias que se registran en diversas regiones del país han dejado a miles de personas damnificadas pero estás, ahora, afrontan un preocupante problema sanitario: la proliferación de zancudos, hongos y arañas.

Y es que la emergencia ha provocado que una gran parte de la población afectada vea limitado su acceso a agua limpia, por lo que se encuentra en una situación vulnerable frente a males como el dengue, chikungunya o el zika..

PUEDES VER: Zancudos, hongos y arañas venenosas: la otra cara de El Niño

Solo en Tumbes se confirmaron 5 casos de dengue y 2 de chikungunya (a inicios de febrero), mientras que Pedro Cruzado Puente, gerente regional de Salud, advirtió que no se descarta un posible “brote de cólera”.

Frente a este complicado panorama, es necesario que las personas en general sepan las medidas a tomar para combatir estos males o prevenirlos.

“Hay que preocuparse por mantener una cadena limpia en el consumo de los alimentos. Tener manos limpias y agua para consumo humano que debe ser conservada”, explica Luis Illescas, médico infectólogo del Hospital Guillermo Almenara de EsSalud.

El especialista también recomienda que el agua sea almacenada con 2 gotas de cloro por litro y las verduras, frutas y otros alimentos sean lavados con una cucharada de lejía en un recipiente con agua.

“Las personas deben preocuparse por tener la manos limpias, comida limpia y agua limpia. Para protegerse de la picadura del zancudo que transmite el dengue, la chikungunya o el zika (aedes aegypti) pueden comprar mosquiteros o usar repelentes si es posible”, indica.

Por otro lado, Fernando Mendo, también infectólogo, señala que “la población debe cuidarse de no ingerir aguas estancadas porque presentan gérmenes como la escherichia coli enteropatogénica y puede producir cuadros diarreicos severos”.

Como se recuerda, también se debe evitar el almacenamiento de materiales inservibles, se debe cambiar el agua de flores de manera constante y, de ser picados por un mosquito, acudir a un centro de salud.

Para Illescas, estas medidas de prevención deben ser tomadas en cuenta todo el año, en especial en las zonas donde siempre hay lluvias, como Tumbes, Piura, Lambayeque y la selva del Perú.

“Cada vez que las condiciones sanitarias son malas, existe el riesgo de que ocurra un brote de enfermedades o males como diarrea, cólera o salmonelosis”, sentencia el experto.

Síguenos en Facebook