El azote de la naturaleza ha dejado sin viviendas y servicios básicos a cientos de damnificados en todo el país; sin embargo, las consecuencias podrían ser aún mayores ya que ahora ellos se exponen a complicaciones de salud y hasta a graves enfermedades.
 
La intensa lluvia que se ha registrado en varias regiones está dejando las calles con agua empozada y lodo producto de los huaicos y desbordes que provoca. Ante ello, especialistas advierten sobre la salud de los perjudicados. Y, claro, también de voluntarios y autoridades que llegan a atender la emergencia.
 
 
De acuerdo con Lisseth Gómez, médico general de Solidaridad Salud, este panorama podría provocar la aparición de enfermedades que pueden ser bacterianas, micóticas y/o parasitarias.
 
Bacterianas: Son más frecuentes las infecciones gastrointestinales que pueden originar síntomas como diarreas, vómitos y/o fiebre.
 
Micóticas: Son más frecuentes las micosis superficiales en la piel, producidas por diferentes especies de hongos. 
 
Parasitarias: Entre las enfermedades parasitarias más frecuentes se encuentran aquellas que afectan el sistema gastrointestinal por contaminación del agua con residuos fecales.
 
Complicaciones de estas enfermedades: Las más frecuentes son la deshidratación como consecuencia de las diarreas y/o vómitos, siendo más crítica en niños y ancianos.
 
Cómo evitarlos: No teniendo contacto con agua empozada, así como alejándose de la basura y/o residuos fecales acumulados en estas aguas. El tratamiento es de acuerdo a la causa de infección y la edad de la persona afectada.

Enfermedades más severas

Enfermedades por la humedad: La gripe, influenza e incluso hongos, sarna y piojos, estos últimos ocasionados por la falta de higiene. En el caso de los hongos o tiña, estas se pueden presentar en los pies, las manos o el cuerpo. 
 
Cómo evitarlos: No exponerse al agua empozada y en el caso que deban hacerlo, usar zapatos, sandalias o algo que le impida tener contacto directo con la tierra.
 
Enfermedades por contacto con animales: De este tipo, la alerta gira en torno, principalmente, a la leptospirosis, enfermedad que se contrae por una bacteria que se transmite por el contacto directo del hombre con los animales domésticos infectados.
 
Cómo evitarlos:  Se recomienda alejarse de las zonas inundadas o golpeadas por los huaicos y, de no ser posible, además de las recomendaciones antes mencionadas, se debe usar mascarilla para recorrer las zonas.

Riesgo ante enfermedades por aumento de mosquitos

En esta emergencia por las fuertes precipitaciones, también se deben tomar medidas para evitar contraer enfermedades provocadas por picaduras de mosquitos. Y es que ante las aguas empozadas, hay alerta de que se multipliquen los criaderos de zancudos como el Aedes aegypti, transmisor de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya.
 
Dengue: Sus síntomas son la fiebre alta (sin resfrío), dolor detrás de los ojos, muscular y de las articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio, sangrado de nariz y encías, erupción en la piel.
 
Zika: Se reconoce porque el paciente presenta fiebre leve y erupciones en la piel. Estas suelen aparecer entre dos y 12 días después de haber contraído la enfermedad. A veces vienen acompañadas de malestar general, conjuntivitis y dolor en músculos y articulaciones. También se han dado casos con dolor de cabeza y vómitos.
 
Chikungunya: Se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, generalmente acompañada de dolores articulares. Dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas son otros de los síntomas.
 
Cómo evitarlos: El Gobierno se ha comprometido a limpiar las zonas afectadas por agua empozada y lodo, ya que este panorama aumenta el peligro de la proliferación de mosquitos. Por lo pronto, el Ministerio de Salud, Essalud y Sisol aconsejan a las personas limpiar y tapar bien los envases donde recolectan agua. No dejarlas expuestas.
 
Se debe evitar tener cualquier objeto donde se acumule el agua de lluvia, como las llantas. Si hay zancudos, protéjase de picaduras con repelente y mosquiteros. Para ello, estas instituciones vienen atendiendo las zonas afectadas con medicamentos y estos implementos.
 
Por último, lave bien sus manos y alimentos, y de ser posible evite todo contacto con agua empozada y la cercanía con basura.

Síguenos en Facebook