El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, se comunicó este domingo con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, para solicitarle que el prófugo exjefe de Estado, Alejandro Toledo, sea deportado de su territorio al Perú.
 
 
"En el marco de las competencias que la ley de migración de ese país brinda al Departamento de Estado, se evalúe la opción de deportar a Alejandro Toledo hacia el Perú, a fin que sea sometido a la justicia peruana", comunicó la cancillería peruana en comunicado de prensa.
 
Según informó el Ministerio Público, se maneja la hipótesis de que Toledo Manrique aún permanece en esa nación. Pese a que hay una orden de detención internacional, el juez federal deberá autorizar la captura.
 
El líder de la ‘chakana’ es acusado de los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos por haber recibido, según la fiscalía, US$ 20 millones de Odebrecht por la adjudicación de dos tramos de la carretera Interoceánica. 
 
Cancillería también informa que PPK y Trump conversaron sobre temas de cooperación comercial, así como nuevas oportunidades de intercambio. También se subraya que se haya tratado el tema de la lucha contra la corrupción.
 
"Ambos mandatarios intercambiaron puntos de vista sobre el estado de la relación bilateral y las amplias posibilidades para profundizarlas, sobre la base de las coincidencias en temas tales como la defensa de los principios democráticos y la lucha contra la corrupción", expresaron. 
 
Por otro lado, el presidente Kuczynski agradeció al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, por la decisión de su gobierno para impedir el ingreso de Toledo a su jurisdicción “hasta que resuelva sus problemas legales en el Perú” 

Síguenos en Facebook