El ciudadano australiano Edward John Herbert está siendo juzgado por el Tribunal Supremo de Australia Occidental por los lamentables hechos ocurridos en agosto de 2015. Según la información que recoge el diario 'The West Australian', bajo los efectos de drogas (cannabis) y alcohol, este fue detenido por un policía cuando intentó asesinar a sus tres hijas.
 
 
El reporte de las autoridades explica que Herbert roció gasolina sobre dos de sus tres hijas y a una de ellas le prendió fuego, causándole graves quemaduras, en presencia de la madre a quien la amenazó con un cuchillo si en caso intervenía para ayudarlas.
 
Un policía que se encontraba cerca de la vivienda logró escuchar los gritos de las menores y presenció la aterradora escena. Inmediatamente, el efectivo se lanzó contra el agresor y consiguió desarmarlo. Los refuerzos y médicos llegaron minutos después y lograron salvarle la vida a la niña de las quemaduras.
 
En el interrogatorio, Herbert argumento que su maléfica acción fue porque a una de sus hijas la consideraba "demasiado guapa" , versión que fue confirmada por uno de sus vecinos.
 
Al implicado se le encontraron más antecedentes y varios delitos, razón por la que el Tribunal Supremo de Australia Occidental está tardando en realizar la condena definitiva. 
 

Síguenos en Facebook