La alerta llegó cerca de las siete de la noche. El personal de la Compañía General de Bomberos retornaba de atender las emergencias naturales de Chaclacayo y Chosica, pero de inmediato tuvieron que organizarse para dirigirse al penal de Lurigancho, tras el reporte de un incendio en ese establecimiento penitenciario.

En total 16 unidades de la Compañía de Bomberos se desplazaron hasta el lugar, pues se advertía el código 3 del incendio, lo que, según explicó el comandante de los bomberos, Lewis Mejía, suponía un incendio de grandes proporciones.

PUEDES VER: Trujillo: Vizcarra anuncia instalación de puente Bailey para reconectar el norte

En los exteriores, cientos de familiares se dieron cita para saber lo que sucedía en el penal, pues la falta de información desde el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) alimentaba las dudas sobre lo ocurrido y sobre la eventual muerte de algunos internos.

“Nadie informa qué ha pasado, en qué pabellón, nadie dice nada”, fue el reclamo de una madre de familia que llegó hasta los exteriores del penal de Lurigancho.

“Los tienen encerrados y no los dejan salir”, fue la voz de otra señora que había recibido una llamada de su esposo desde el interior del recinto e incluso dio la primera versión sobre el fallecimiento de internos.

El primer informe oficial fue emitido por el director del penal Tomás Garay, quien indicó que el incendio se había producido debido a un cortocircuito.

Sobre la marcha, fuentes del INPE informaron a La República que el incendio se había producido en el tercer piso del pabellón 2 del establecimiento penitenciario, donde están internados delincuentes comunes.

Hasta las 9 de la noche, personal del cuerpo de bomberos daba cuenta de la falta de abastecimiento de agua para apaciguar las llamas, situación que se agravó por la situación de emergencia generada en Lima, debido a los últimos huaicos.

Las víctimas

Fue el viceministro del Interior, Rubén Vargas, quien, tras conocerse que el incendio había sido controlado, dio cuenta de una primera víctima. Se trataba del ex policía Daniel Chávez Contreras, quien estaba en el mencionado pabellón. Según sus antecedentes, este personaje estuvo implicado en el secuestro de un menor y actividades de narcotráfico.

Megáfono en mano, el director del penal, desde una torre de vigilancia, dio cuenta de una segunda persona fallecida, aunque no se conocía su identidad. Fuentes de La República informaron que el cuerpo estaba calcinado.

Además, dichas fuentes dieron cuenta de cuatro internos heridos identificados como Teófilo Chacón Pinto, Víctor Sulca Cabrera, Jonel Corahua Arotengo y Cristhian Reyes Huamán.

Acto seguido, el ministro del Interior, Carlos Basombrío, precisó que junto a la titular de Justicia, Marisol Pérez Tello, habían constatado el traslado de los 459 internos del pabellón 2 hacia el auditorio. Pidió calma a los familiares. 

Síguenos en Facebook